Editorial

De nuevo nos disponemos a celebrar otro año mas dentro de la devoción mariana marcada con grandes novedades y con muchas ilusiones contagiadas por nuestras queridas Madres Dominicas.

            Permitidme felicitar a toda la familia Dominica extendida por todo lo ancho y largo de nuestra geografía con motivo de la celebración del VIII Centenario, un acontecimiento histórico de vida a su larga trayectoria evangelizadora. Pero de modo muy especial a nuestra comunidad que desde el pasado mes de Mayo viene celebrándolo con actos y cultos, para hacer mas grande el legado de nuestro fundador Santo Domingo de Guzmán, no escatimando en esfuerzo para que este año sea muy notado y para que todos los que nos sentimos de algún modo especial dominicos. Sin duda inculcándonos todo el amor que ellas, nuestras MM. Dominicas desprenden al hablar de su fundador.

            Cuatrocientos cuarenta y cinco años son el testimonio vivo de la vida Dominica en la Iglesia de Jaén.

            Por todo esto quisiera transmitirles el deber que tenemos como cofrades del Rosario en fomentar y divulgar esta devoción entre nuestras familias y amigos de nuestro entorno más cotidiano y así ser el vivo ejemplo de un buen cofrade.

            Cuando estamos inmersos en la celebración del triduo dedicado a nuestra amantísima Virgen del Rosario y la Solemne procesión, tengo que pediros de forma especial vuestra presencia, la celebración del mismo correrá a cargo del Padre Manuel Otero O. P., Superior de los Dominicos de Caleruela (Burgos), donde podremos profundizar mejor en nuestra fe como cristianos y como hijos de la Iglesia, así como la solemne procesión por nuestro querido barrio de la Alcantarilla, donde podremos ver el paso de la Santísima Virgen del Rosario acompañada, este año, por la imagen de nuestro fundador Santo Domingo de Guzmán.

            Quisiera desde esta Editorial darle la bienvenida al nuevo Hermano Mayor de nuestra Cofradía, hermana, de la Estrella, Antonio Solomando, que recientemente ha sido elegido por sus cofrades, para los próximos tres años, amigo y gran conocedor de nuestras inquietudes, del cual esperamos su apoyo y comprensión para alcanzar las metas que nos hemos marcado en el caminar diario.

            Como en años anteriores, quisiera transmitiros de un modo especial el compromiso con el que debemos comprometernos, porque todos los actos que requieran de vuestra presencia y vuestro apoyo, son muchas las personas que nos arropan en todos y cada uno de los actos.

            Así mismo quiero las gracias a todas las personas que colaboran con la venta de lotería y con las donaciones particulares que sin duda son ingresos muy importantes, para la divulgación de los actos y para el pago de los cultos. Por eso quiero que entre todos trabajemos codo con codo para que el esplendor de nuestra cofradía sea el esplendor nuestro.

Quiero aprovechar estas líneas para dar las gracias a la Agrupación Musical de Nuestro Padre Jesús de la Piedad en su Sagrada Presentación al Pueblo por habernos acompañado tantos años, esperando escuchar esa nueva marcha dedicada a Nuestra Madre del Rosario.

            Agradecer pues a todas las personas que hacéis posible que este boletín llegue a todos los cofrades y de forma especial a las empresas que patrocinan el mismo, para fomentar las tradiciones más populares de nuestra tierra jiennense.

            Quiero hacer una mención especial a la figura del costalero, que dentro de las cofradías es un elemento humano importantísimo y especial, ya que con su saber hacer costalero nos hacen sentir el paso de la Santísima Virgen por la calles de la feligresía del Barrio de la Alcantarilla. Son muchos los costaleros que cada año os sumáis a esta, vuestra familia del Rosario, venidos de todas las cofradías hermanas de Jaén, por eso es para nosotros una satisfacción contar con vuestro arte cofrade debajo de esas trabajaderas portando a la Madre de Dios.

            Me despido dando las gracias en primer lugar a las Reverendas Madres Dominicas que son el espejo a seguir dentro de nuestras vidas y también a mi Junta de Gobierno que con su saber hacer caminamos con paso firme. Gracias.

Esta entrada fue publicada en Boletin 2007 y etiquetada . Guarda el enlace permanente.