Saluda del Hermano Mayor de la Estrella

            Escribió nuestro Santo Padre Benedicto XVI  el día 2 de Octubre de 2.005 que la singular oración contemplativa del Santo Rosario estaba experimentando un nuevo florecimiento providencial gracias al ejemplo y la enseñanza del amado Papa Juan Pablo II, invitándonos a leer su carta apostólica Rosarium Virginis Mariae , y me atrevería a decir que en nuestro Jaén del alma, Vosotros, La Cofradía del Rosario, sois el ejemplo  de este resurgir y florecimiento del rezo de esta cristocéntrica oración.

             Mi mas cordial saludo a todos los cofrades de esta bendita Cofradía del Rosario y a sus máximas valedoras, las RRMM Dominicas, agradeciendo a la Junta Directiva este boletín que como cada año hacen llegar a todos los que estamos vinculados al rezo y propagación de esta importante Oración.

             Pedir a Mª Stma. del Rosario, que allane el camino y dé alientos a la R.M. Sor Rafaela Catena en esta nueva misión que le ha sido encomendada como Madre Federal de la Orden Dominica. A buen seguro que nuestro Padre Jesús de la Piedad ha hecho justicia encargando este importante, a la par que duro cometido, a Sor Rafaela por su sabiduría y buen hacer. Desde la Hermandad de la Estrella le deseamos toda la suerte y el cariño que le profesamos por ayudarnos estos años en los que ha regido el Convento de Jaén. Un fuerte y cariñoso abrazo.

             A mis hermanos del Rosario, les daría la fuerza necesaria para seguir adelante con el mismo ímpetu de aquella primitiva Cofradía de Ntra. Sra. del Rosario del Real Monasterio de Santa Catalina Mártir de los PP Dominicos y que a pesar de la crisis y de esta sociedad  extremadamente laicista (gracias en gran parte a nuestros gobernantes) sigue creciendo y renovando año tras año su ilusión por seguir adelante, apoyados en todo momento por sus “guardianas” las monjas Dominicas. ADELANTE.

             Expresaros la firme convicción del rezo del Santo Rosario como  un gran valor pastoral, complementario a la celebración de la Eucaristía donde nos acercamos de la mano de María Santísima al misterio Pascual del Señor y que reforzamos cada sábado primero de mes en la Misa de Hermandad, así como en cada uno de nuestros cultos.

             Y como he citado a nuestro Papa Benedicto, me gustaría terminar este artículo con unas palabras del Beato Juan Pablo II: “ El Rosario de la Virgen María,… una oración de gran significado, destinada a producir frutos de santidad… que encuadra al cristiano que se siente empujado por el Espíritu de dios a “remar mar adentro” para anunciar, más aún, a Cristo al mundo como Señor y Salvador, “El Camino, la Verdad y la Vida”…” Enhorabuena a la Cofradía del Rosario y a su Junta Directiva por su trabajo y dedicación.

 ANTONIO SOLOMANDO ARMENTEROS