Gracias, amigos

            El sábado tomé posesión de esta querida Diócesis milenaria de Jaén y mis primeras palabras, del día siguiente, son de agradecimiento sincero, por haberme acompañado.

            Aún retienen mis ojos y mi corazón vuestra cariñosa acogida de manos abiertas. Quiero identificarme con cada uno de vosotros y formar parte de vuestras familias, de vuestras Hermandades y Cofradías, de vuestros proyectos, de vuestras comunidades y pueblos… Ser un hermano y un amigo que escucha y aprende.

            Gracias, de nuevo, por vuestra compañía: pues se cumplen así las palabras del Señor: “Quien a vosotros recibe a mí me recibe, y el que me recibe a mí, recibe a Aquel que me ha enviado” (Mt. 10, 48)

            Y ¿qué os puedo ofrecer? Algo muy importante y para eso he venido: la oferta de un discípulo de Cristo, que desde niño dijo “sí” a su Evangelio y a su Persona. Mi oferta es de amor sincero y comprensión para todos como reflejo del rostro de Dios vivo. ¡Ojalá pudiera acercarme a esta meta; en otro caso pido ya perdón!

            Quisiera, sobre todo, más que transmitir las palabras y conducta de Jesús, hacerlo ver. Transparentarlo en mi entrega y en mi vida.

            Como les decía en mi primera homilía, mi interpretación de la vida, del progreso, la alegría, el dolor, la esperanza, el fracaso y todo lo demás, es desde el misterio de Dios, tal como nos lo reveló Jesús. Se trata de una visión de nuestra existencia que llegó a estas tierras hace muchos siglos y que ha ido haciéndose historia y cultura paso a paso, golpe a golpe.

            En una mano el corazón y en la otra el Evangelio. Así quisiera desgranar mis días entre vosotros, como pasan las cuentas del rosario, bajo la mirada amorosa del Santo Rostro y de Nuestra Señora de la Cabeza. Que ellos me den brazos de samaritano para detenerme ante el que me necesite. Así soy y así quisiera ponerme al servicio de todos. Admitidme, como Obispo, entre vosotros.

            Gracias.

Ramón del Hoyo López.

Obispo de Jaén.

(tomado del periódico IDEAL)

Esta entrada fue publicada en Boletin 2005 y etiquetada . Guarda el enlace permanente.