Editorial

                Queridos Hermanos, tengo el orgullo de dirigirme a vosotros a través de estas líneas para expresaros mi gran satisfacción y alegría, después de tanto tiempo luchando para que volviera a surgir en Jaén, esta Cofradía tan importante y a la vez tan llena de historia a través de los siglos.

                El año 2000 fue el año del Gran Jubileo, para todos los cristianos el período de conversión, el más importante que he vivido a lo largo de mi vida. Por eso me llena de tanta alegría que fuera ese año, cuando la Cofradía del Rosario de Jaén se haya reorganizado. Gracias al esfuerzo incansable de nuestra MM. Dominicas y por supuesto a los que forman parte de la Junta Directiva. Son muchas las horas que hay que quitar a la familia, al trabajo y al tiempo libre, etc. Pero sin duda todo ello nos tiene que motivar para que la devoción del Santo Rosario no se pierda y pueda seguir el ritmo que tenía en tiempos pasados.

Pintura Virgen del Rosario de Bartolomé CastroTambién son muchas las personas que desde fuera nos alientan a seguir trabajando, por eso nuestra actividad se ve cada día más intensa, para poder logra que sea una Cofradía que esté todo el año viva.

Durante todos los primeros sábados de mes, nos juntamos alrededor de Ntra. Sra. del Rosario para rezar el Santo Rosario y a continuación participamos en la Santa Misa. Y se han recuperado diversos actos como la Fiesta de la Rosa, convivencias, y la Solemne procesión.

En vísperas del mes de octubre, el mes dedicado al Rosario, quisiera invitaros a que participéis en lo próximos cultos y en la solemne procesión, donde se pretende dar a conocer a todas las personas la importancia de la devoción mariana del Santo Rosario.

Cuando los cofrades reciban en sus manos este boletín verán que se ha pretendido que la oración esté en todo momento presente. Y también pretendemos que toda persona pueda prepararse espiritualmente para el Triduo dedicado a la Stma. Virgen del Rosario.

Sin duda nos queda mucho camino que recorrer, pero espero que con vuestra ayuda lo podamos conseguir.

Antes de terminar hay que dar Gracias a la Hermandad de Ntro. Padre Jesús de la Piedad y María Stma. de la Estrella por ayudarnos y apoyarnos en todo momento.

Solo me puedo despedir diciendo una palabra sencilla pero llena de sentimiento, GRACIAS, por vuestra comprensión y ayuda.

VIVA MARIA

VIVA EL ROSARIO

VIVA STO. DOMINGO

QUE LO HA FUNDADO.

Esta entrada fue publicada en Boletin 2001 y etiquetada . Guarda el enlace permanente.